El acero es un metal resultado de la mezcla de hierro con una mínima parte de carbono, dependiendo del grado. No se debe confundir el acero con el hierro, el cual es un metal duro y relativamente dúctil, muy similar en las propiedades del acero.


El acero tiene una infinidad de aplicaciones, ya que sirve para fabricar herramientas, utensilios, equipos mecánicos, partes de electrodomésticos, máquinas industriales, armamentos, barcos, etc. Otra de las industrias que utiliza grandes cantidades de acero es la automotriz, ya que muchas piezas están construidas con ese material: brazos de la dirección, ejes de transmisión de la caja de velocidades, el cigüeñal, etc.   


El acero también está presente en artículos de uso doméstico, como envases, latas de conserva, latas de bebidas, pinturas, grasas y solventes.


Su uso es vital para la industria de la construcción, ya que se utiliza en estructuras, desde viviendas hasta edificios modernos. El acero es utilizado para armar hormigón, construir los armazones de los edificios, reforzar los cimientos, así como también como revestimiento de techos y fachadas externas.


Si conoces más aplicaciones para el acero, puedes escribirnos a niponmeshmx@hotmail.com